Metodología participativa donde se utilizan las fuentes de información de las empresas y/o agricultores, acompañado de visitas de campo, donde se establecen escenarios de arranque y escenarios potenciales de producción, administración y área agronómica teniendo como objetivo el mejoramiento de la productividad, optimización de costos y mitigación del impacto ambiental