Los Desafíos de la Agricultura Moderna

Se espera que para 2050 la población mundial alcance el increíble número de nueve mil millones de habitantes a los cuales la agricultura mundial tendrá que alimentar y para poder hacerlo tendrá que incrementar la producción en cerca de un 70% sobre la producción actual.

Este incremento se requerirá para garantizar la cantidad mínima de comida con calidad para todas las personas que hoy no alcanzan lo básico para vivir, debe asegurar la mayor cantidad y variedad de comida que demandará una población con cada vez más ingresos, deberá proveer productos que tengan la calidad suficiente para proporcionar alimentos sanos que corrijan los desajustes en la salud de grandes segmentos de la población que ha consumido alimentos de baja calidad. Además, deberá proporcionar una parte importante de energía para sustituir parte del consumo actual de combustibles fósiles.

Todo lo anterior deberá lograrse bajo fuertes condicionantes que harán que sean necesarias mayor cantidad de herramientas tecnológicas y sobre todo alcanzando unos niveles de eficiencia jamás considerados para cada uno de los cultivos estratégicos. Las principales restricciones que determinan la producción agrícola actual y futura son:

  • Poca disponibilidad de tierra cultivable para expandir la frontera agrícola. En la actualidad son pocas las regiones del mundo que cuentan con áreas disponibles que puedan ser cultivadas sin necesidad de afectar ecosistemas naturales necesarios para mantener el equilibrio ambiental del planeta.
  • Será necesario hacer agricultura en suelos afectados por malas prácticas agrícolas. Se deberá producir más en suelos que necesitan ser recuperados corrigiendo los daños dejados por una agricultura en muchos casos devastadora de amplios ecosistemas.
  • Se deberá producir teniendo en cuenta que el balance ambiental debe ser positivo, es decir, que lo requerido en energía debe ser menor a lo entregado por el sistema productivo.
  • La producción deberá ser limpia tanto para el medio ambiente como para los consumidores.
  • Deberá garantizar un uso eficiente tanto del agua como de todos los servicios ambientales que ofrece la naturaleza.

No obstante el aparente dramático panorama planteado anteriormente, la tecnología tiene hoy día y proporcionará en el futuro, las herramientas suficientes para ofrecer las soluciones a los retos que representa la necesidad de proveer el alimento y las materias primas de origen agrícola que el ser humano requiere:

  • El mejoramiento genético; mediante la incorporación de genes que incrementan la productividad, la resistencia a enfermedades, plagas y ambientes limitantes por condiciones adversas.
  • El conocimiento que se ha alcanzado para saber bajo qué factores ambientales específicos se debe producir. El alto grado de detalle en la caracterización de los suelos. Las herramientas tecnológicas disponibles que permiten dar un manejo preciso a cada sitio con el propósito de que tanto el sitio como el material genético cultivado expresen su potencial productivo.

En este contexto la agricultura de precisión se constituye en una herramienta de alto valor y de gran efectividad para contribuir de manera práctica a la solución de los grandes retos de la agricultura actual y del futuro.